Ir al contenido

De regreso a la rutina

Pues este sabado regresamos en la noche Jorge Alejandro mi hermano, Gustavo un amigo, y yo del viaje “Relampago” a Monterrey que hicimos para ir al concierto de Soda Stereo de su gira “Me veras volver”.

De entrada me arrepiento de no haber comprado una camara digital por que tomamos muy poquitas fotos y la camara de Gustavo tenia algunas fotos que supuestamente el necesitaba asi que no hubo fotos del aeropuerto ni nada de eso.

Salimos el jueves como a las 5:30 de aqui de San Luis por que el avion de dios salve a Aerobus salia a las 6:30 hora de B.C. o sea a las 7:30 de aquí y pues mas o menos calculamos como una hora de camino para alla ya que el carro de Sinuhe, el amigo que nos hizo favor de llevarnos al aeropuerto es todo menos rapido.

Llegamos al aerouerto y no hubo tiempo de nada mas que de registrarnos, como esta es una de esas aerolineas de “bajo costo” pues no se asignan asientos asi que hay que hacer fila para agarrar un buen lugar. La verdad es que anteriormente siempre viajaba en Mexicana de aviacion por dos razones: no existian aerolineas baratas (no habia ni interjet ni volaris ni avolar ni nada de eso) y por que como normalmente me pagaban el boleto de avion pues no “escatimaba” en gastos. Debo decir que la “experiencia” de volar en aerobus no es muy diferente a la de otra aerolinea salvo por la incomodidad de no tener asiento asignado y que estos por cierto no son reclinables, ah si, y todo lo que dan dentro del avion se vende, es decir, te dan tu menu y pides lo que quieras pero lo tienes que pagar.

Ya arriba del avión notamos un verdadero desmadre y parecia que ibamos en un camion de esos que van a los ejidos, volteamos a vernos los tres y de repente empezamos a preguntar que si alguno de nuestros compañeros de asiento iban al concierto y la sorpresa fue que todos iban exclusivamente al concierto. Asi que ya saben, a tomar como si se fuera a acabar el alcohol, lo malo es que efectivamente nos tomamos toda el agua de los floreros. Me tocaron de compañeros de asiento unos weyes de Mexicali que eran buena onda y nos invitaron a salir de hecho pero pues al final no salimos con ellos aunque si los vimos despues en el concierto.

Llegamos a Monterrey como a las 10:30 hora local (o sea de ahi mismo) y tomamos el taxi al hotel, terminamos quedandonos en el Holiday Inn centro que esta como a 4 cuadras del Howard Johnson donde nos ibamos a quedar pero despues ya no alcanzamos a hacer reservaciones a tiempo y tuvimos que quedarnos en el Holy ,como le dicen los regios.

Nos registramos en el hotel dejamos nuestras cosas y nos fuimos a cenar. Buscamos algun lugar para comer cabrito y pues le pregunte a uno de los taxistas de afuera del hotel si sabia de algun lugar economico y bueno para comer cabrito y resulta que a dos cuadras por una de las calles principales (Padre Mier) habia un lugar que se llamaba “El cabritero”, pasamos por ahi pero como vimos muy solo decidimos seguir buscando y terminamos caminando hacia el barrio antiguo a ver si encontrabamos algo de comer por ahi lo malo es que no vimos la hora y ya era muy tarde y pues todo practicamente estaba ya cerrado.

Algo que me molesto o que no me agrado mucho es que estando ya a una cuadra del barrio antiguo (enfrente de la plaza esa donde esta el monumento a los obreros) nos encontramos a unos policias auxiliares para pedirles indicaciones y nos dijeron que si no eramos de ahi, les dijimos que efectivamente veniamos de Sonora y que andabamos turisteando y una mujer policia me dijo que tuvieramos mucho cuidado que mejor nos regresaramos al hotel que por que la policia nos iba a tumbar el dinero que traiamos y todo ese chorizo. Total que no le hicimos caso y nos fuimos a caminar al barrio antiguo. Me molesto por que una de las obligaciones como autoridad es pues, hacer sentir “seguro” al ciudadano y mas si es un turista, no regresarlo al hotel, y me dio ese olor a ciudad norteamericana de “escondete” y esa actitud de paranoia me enferma.

Ya en el barrio antiguo no hicimos nada por que el abuelito de mi amigo Gustavo dijo que ya se queria regresar al hotel, yo quise entrar a la plazita esa donde esta el nirvana y otros antros para tomarnos algo pero pues terminamos regresandonos al hotel, para esto no habiamos cenado y terminamos comiendo unos tacos de “bistek” ahi en la esquina del hotel.

El viernes nos levantamos como a las 10 de la mañana y salimos del hotel, tomamos un taxi ahi mismo y nos fuimos al parque fundidora que segun lo que averigue es una de las pocas atracciones de Monterrey ya que basicamente Monterrey es una ciudad industrial y por lo tanto no es un punto turistico fuerte. La verdad es que este parque esta muy muy chingon, imagino que debido al forum, evento realizado estos meses en ese lugar, le invirtieron bastante lana. El atractivo principal pues es el horno donde fundian acero donde hay un show que me recordo mucho a esa minita en knots berry farm, algo asi pero real. Este horno y en general el lugar que hoy es parque solia ser la compañia mas grande fundidora de acero en Mexico. Hay un show con la historia del lugar y sonidos y efectos del horno y posteriormente se puede subir al horno.

Despues del horno nos fuimos a recorrer lo demas del parque, habian galerias de arte, exposiciones de cine y algunas otras cosas interesantes que no tuvimos tiempo de revisar. Comimos ahi mismo comida argentina (yomming) y nos fuimos a recorrer en un camioncito todo el parque.

Terminamos el recorrido y nos metimos al centro de negocios que hay en el parque. Algo asi hace falta por aca, de verdad que en Monterrey se ve un progreso impresionante y mucho movimiento de capital. Salimos del centro de negocios y le hablamos al taxista que nos llevo para ver si podia ir por nosotros de vuelta. Nos fuimos al hotel y nos dormimos un rato para “aguantar” la desvelada. Como a las 6 salimos del hotel al estadio universitario (el de la autonoma de Nuevo Leon, los tigres) y llegamos a tiempo. Habia muchisima gente afuera, un desmadre, gente de televisa, exa fm, bueno ya se imaginaran, y unas edecanes de telcel muy pero muy pechugonas diria Francisco 😛

La sorpresa de la noche fue que nos quitaron las pilas de la camara. Nos dijeron que no podiamos tomar fotos y pues no pudimos hacer nada, por suerte mi hermano Jorge traia unas pilas en la bolsa asi que pudimos usarla un poco pero desgraciadamente Gustavo es el peor fotografo que he conocido en mi vida. Total, el mejor recuerdo lo llevamos en la mente (el consuelo…)

Entramos al estadio y habia muy poca gente, digo, para el tamaño, me parecio que era poca gente. Compramos cheve que estaba a 60 pesos (era un vaso que le cabian dos botellas de media de sol) y nos empezamos a emborrachar. Para las 8 y fraccion ya nos andabamos orinando asi que buscamos los baños que eran de esos “fileros” o moviles. Lo malo era que el area de los baños estaba en la parte posterior a donde estabamos (y donde los boletos eran mas baratos) asi que teniamos que cruzar una fila de seguridad, ya en esa area nos encontramos a los camaradas del avion que venian de Mexicali tambien y ahi estuvimos platicando un rato para regresarnos a nuestro lugar de nuevo.

El concierto comenzó como a las 9:15, para esto, como 30 minutos antes de que empezara la gente empezo a llegar como si estuvieran regalando algo, a ultima hora se lleno el estadio, segun las cifras de los organizadores hubo 31 mil expectadores. No se cuantos hayan sido en realidad pero el estadio si estaba lleno.

El concierto comenzo con Juego de seduccion y la gente se puso como loca obviamente, de ahi pues, lo demas esta en la pagina de soda 😉 lo unico malo del concierto fue que ya andabamos medio pedos y nos daban ganas de orinar y para ir al baño y regresar a donde estabamos, enfrente, era un desmadre pero al final no se si por estar medio altos pues la raza no se puso roñosa y pudimos regresar a nuestros lugares.

El show estuvo muy bueno, muchas luces, algunas pantallas y y varios efectos. La calidad del sonido fue excelente tambien aunque me di cuenta que el concierto se escuchaba mejor de atras cuando fui al baño, es decir la acustica del sonido es mejor siempre atras.

El concierto termino a las 12:30 mas o menos despues de unas 20 y tantas canciones (27 me parece) y yo ya no podia ni hablar. Saliendo de ahi fuimos a recoger las pilas que nos habian quitado y por supuesto que no las encontraron, tacha para los pinches organizadores que no avisaron que no se podian tomar fotos. Ya ahi donde recogiamos las baterias me encontre al mejor amigo de Yari que me invito a salir y me dio su telefono. Salimos del estadio y cenamos unos hot dogs con salchicha campestre esa que es un hit alla (roja y gorda, sin albur) que por cierto encontramos a un vendedor que gritaba “venga a rentar a la muerte…. venga a que le robe” definitivamente eso se llevo la noche. Terminamos de cenar y compramos algunos souvenirs, calcomonias y esas cosas y unas camisetas. Ya era como la 1:30 o 2 de la mañana y el problema fue agarrar un taxi, pasamos casi una hora para poder agarrar uno asi que llegamos muy tarde al hotel. Gustavo estaba muy pedo asi que se quedo dormido en el hotel. Yo me fui con Jorge mi hermano a caminar y a buscar algun oxxo o seven eleven que, en cada esquina habia uno. Algo que no entendi es que en ningun lugar vendian ni cafe helado (como el kfreeze ese que venden en los oxxos) ni tarjetas de telefono publico!! en ningun lugar, nunca lo comprendi, supongo que el mismo progreso economico de Monterrey hace que todos tengan su celular que pues, yo no tengo ahorita.

El sabado nos levantamos crudos como a las 11:30 de la mañana, a bañarnos y cambiarnos y salimos como a la 1 del hotel, Ya no habia tiempo de nada porque el avion salia a las 4:30 de ahi y supuestamente pues hariamos como 40 min al aeropuerto y ademas hay que estar con una hora de anticipacion asi que solamente tomamos el taxi y nos fuimos a comer cabrito por fin. La verdad es que, que me perdonen los regios, pero no se me hizo muy bueno el sabor, digo, sabe a birria pero sin salsa jeje.

Salimos de comer y nos fuimos derecho al aeropuerto, llegamos y fue chistoso ver a toda la gente dentro del aeropuerto con camisetas de soda stereo, de hecho en la sala de espera parecia que todos habian ido al concierto, hasta el wey que da indicaciones antes de salir al avion nos pregunto que si como habia estado el concierto.

Llegamos a Mexicali como a eso de las 5:40 p.m. y pues ya nos estaban esperando. Duramos otro rato ahi por que tuve que documentar mi maletita al regreso ya que compre algunas cosas para yari de metal en la tienda de souvenirs del parque fundidora y no me dejaron subirlas al avion conmigo asi que tuve que documentar y recoger la maleta de regreso.

Y bueno, eso fue todo el viaje, fue muy rapido pero me la pase bien, me hacian falta vacaciones y desconectarme del trabajo algunos dias. Me gustaria volver a Monterrey pronto ya que nos faltaron un madral de cosas por ver y visitar pero pues no ibamos con tiempo y sinceramente tampoco llevaba mucho dinero.

Fotos:

Parque fundidora
Soda Stereo Estadio Universitario

Publicado elgeneralmusica

Un comentario

  1. Jorge Alejandro Espinoza Casillas Jorge Alejandro Espinoza Casillas

    sin duda el mejor concierto
    y viaje de mi vida haha
    wey te falto poner que
    el Zamaniego no pudo pasar
    la bardita de la calle
    haahahha como puerco!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anti-spam (comprueba que eres humano!) *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.