Ir al contenido

WikiLeaks, el cablegate y la indiferencia

Alguna vez, hace unos años, cuando decía que iba a estudiar telemática, porque el término estaba de moda y porque quería aprender sobre telecomunicaciones, me puse a leer un libro de esos de la historia de la telefonía, Unix, AT&T, “Ma’ Bell” y demás conceptos obligatorios para aquel que quería dejar de ser un script kiddie, que era como ser un emo o hipster pero tecnológicamente hablando, y convertirse en un hacker de verdad.

Este mismo libro, que, si alguien lo recuerda, por favor me dice, hablaba de muchas cosas; la historia de las telecomunicaciones, seguridad de redes y demás. Nada interesante para el mortal común. Lo que si captó mi atención y seguramente la de muchos otros fue la siguiente frase:

“La computadora mas segura es aquella que no está conectada a Internet”

¿Qué quiere decir realmente esto? Bueno, un montón de cosas, lo primero está implícito; que tener un sistema conectado a una red lo hace vulnerable, no importa que tan bueno sea el software, lo segundo es más como algo metafórico, o al menos así lo entendí yo: si quieres que algo no se sepa simplemente no lo digas.

Lo que pasó en el caso de wikileaks y Julian Assange no es nada nuevo. Una persona activista (y hacker) que tiene una posición de cierto modo anárquica utiliza su conocimiento para enderezar la balanza, esa balanza podrida y oxidada por los gobiernos y la burocracia. Lo más interesante es porque realmente sucedió esto…

La infiltración de información se debió al mismo problema que plantea el libro ese del cual no recuerdo el nombre: si tienes información fuera de tu cabeza existe una probabilidad de que alguien más la pueda obtener algún día, y eso fue lo que pasó. Aun cuando no estoy seguro del método utilizado por Assange para conseguir dicha información, haya sido ingeniería social o infiltración electrónica, lo cierto es que alguien guardó dicha información.

Si quieres guardar un secreto… no lo digas.

Tal como he comentado en otros posts del blog, el hecho de alguien guarde información en un medio electrónico o escrito siempre estará abierto a robo, infiltración, chantaje y mal uso. La mejor manera de proteger los datos sensibles es no informarlos y punto. Yo me considero una persona no paranóica, es decir, si alguien roba mi clave de facebook o twitter o algo parecido, como pasó recientemente con los sitios de gawker, no importaría demasiado, y es que, no es que quiera que suceda, es que simplemente no guardo información sensible en dichos sitios, son herramientas de entretenimiento, y punto.

Para el caso de información importante, como el correo electrónico y las cuentas de banco, bueno, no nos queda nada mas que ser cautelosos, al final todo puede pasar y bien alguien puede entrar a nuestra cuenta de correo o de banco y no habrá nada que podamos hacer, ¿Dejar de utilizar dichos servicios? No lo creo, sería casi imposible, como tampoco dejamos de ir al banco porque nos pueden asaltar, es la misma “perra pero revolcada”; seguimos yendo al banco, procurando tener cuidado de no ser asaltados, pero no hay 100% de garantía para que esto no pase, como no hay garantía tampoco de que nuestros datos en la red estén a salvo. ¿Triste? Si, un poco, ¿Inevitable? No, pero no se puede vivir en la paranoia.

Ahora, para el caso de wikileaks, si bien esta información es sensible también es cierto que es información que ya conociamos, secreto a voces si lo quieres llamar de una forma. ¿Guerras, conspiraciones, intervencionismo? Carajo!, Ya lo sabiamos, toda la vida hemos sabido que Estados Unidos es un país invasor de otras naciones que hará lo posible por continuar en su estatus de policia mundial y mediador, también sabíamos que en Irak no había armas de destrucción masiva, como también sabemos que no les agrada Hugo Chavez.

Entonces, mi teoría es simple. Si alguien comete algo atróz, mas terrible que lo documentado en estos famosos cables, lo mas seguro es que no esté en ningún lado, el tipo de cosas de las cuales nos enteraremos después, quizá 40 años después, cuando un retirado general estadounidense (o de cualquier otro país, en todos lados “se cuecen habas”) arrepentido por los actos propios y del gobierno que se lo ordenó, entre en una crisis pre-mortem debido a su conciencia cristiana que le dice que cada vez está mas cerca de visitar a belcebú y asarse como salchica poláca por los actos cometidos, después vienen libros y la película hollywoodense filmada por el Spielberg de esa epoca que será vista por generaciones ajenas a dichos acontecimientos, generaciones que seguramente dirán “pobre gente, que injusticias se vivían en los 2000’s” pero que al final, como tu y como yo, no hicieron nada al respecto.

“Atrocidades cometidas por el gobierno. Y en otras noticias…”

Decía mi cuatacho Edmund Burke que “Lo único necesario para que el mal florezca es que el hombre de bien no haga nada al respecto” Y eso es precisamente lo que pasa en estos momentos, espera, no te sientas especial, esto ha pasado probablemente desde que el hombre descubrió el fuego como decía Shakira cuando no era guera, entonces para mí lo más triste de todo es precisamente eso, que estos documentos solamente corroboran actos de corrupción de los cuales ya teníamos mas o menos conocimiento.

Platicando o debatiendo por twitter el otro día varias personas acerca del tema, uno de ellos, político por cierto, me decía que no le parecía correcto lo que Assange y la gente detrás de wikileaks había hecho, y tiene razón, políticamente y éticamente no es correcto, es infiltración de información, pero socialmente es algo necesario, al menos para mi, algo necesario para, como lo dije en otro parrafo, nivelar la balanza, los gobiernos roban, mienten, agreden, los “activistas” les sacan sus trapitos al sol, con un poco de ayuda de los medios y así hemos vivido siempre y creo que así seguiremos hasta que o evolucionemos o de plano chupemos faros. Por que, ¿Tiene algo de malo esto? ¿Cuales son las consecuencias? Es decir, hasta la fecha no he visto ningún tipo de agresión por parte de ningún país ni tampoco efectos colaterales por la difusión de esta información, efectos colaterales que si causaron la invasión a Irak y Afghanistan, por mencionar algunas.

El mejor ejemplo que se me viene a la mente es la de los sacerdotes pederastas, es decir, si alguien dentro de la iglesia católica sabía de estos acontecimientos, ¿Sería correcto que los divulgara? Probablemente no, porque afecta a su institución, pero moralmente, y dejando a un lado  la justicia divina y anteponiendo el derecho terrenal sabemos que lo correcto es enjuiciar a estas personas como cualquier otro ciudadano que cometa un delito.

Conclusión y aplausos

¿Cambiará radicalmente nuestra forma de vivir este acontecimiento? No lo creo. Más bien creo que es parte de una transparencia forzada, transparencia que servirá para que la próxima ves que vayamos a votar, seamos ciudadanos del país que sea, pensemos bien dos veces, o tres, o cien, a quien vamos a sentar en la silla presidencial (y en los curules, y demás) porque realmente dudo que alguien vaya a tomar otra acción diferente. Los ciudadanos estadounidenses por ejemplo están ocupados tratando de salir de su bache económico, no los veo haciendo un golpe de estado para derrocar al gobierno pero si quizá un poco mas consientes en sus próximas elecciones, donde elijan sí, a políticos, que no dejan de ser políticos, pero menos conservadores e imperialistas que los que eligieron el pasado mes, políticos que quizá sigan robando, quizá mientan pero que permitan que exista un balance entre lo bueno y lo malo porque hay que recordar que “Las virtudes de un político son los defectos de un hombre honrado”, y no lo digo yo, lo dijó un conocido político mexicano.

¿Veremos pues algún tipo de justicia contra estos criminales de guerra? Creo que desgraciadamente no. Siendo utópicos, como le dije a esa persona con la que debatía por twitter, lo ideal sería que esta información fuera utilizada contra quien resulte responsable, es decir, castigar a quienes ordenaron masacres o actividades inhumanas. Y es que no se trata de castigar a Estados Unidos por completo, o de decir que toda la gente viviendo dentro es mala, estoy seguro que hay personas buenas, activistas, humanistas, gente que daría la vida por otra persona, también estoy seguro que en la Alemana del tercer reich hubo gente igual, desgraciadamente no la suficiente como la historia nos cuenta y así como a Goering o a Hess se les juzgó en Nuremberg lo mismo debería haber sucedido aquí, el problema es que, a diferencia de Alemania, Estados Unidos es juez y parte, triste realidad.

Y sí, habrá personas que tachen a Assange de “porro”, “agitador” o de muchas otras cosas pero como el artículo de Esther Dyson dice en slate:

Making that happen requires someone willing to face opprobrium, jail, and a life of surveillance. I wish Julian Assange were a better person, but better people are not rising to the challenge.

Y no podría estar mas de acuerdo, traducido y sintetizado Esther simplemente nos dice que, como muchas otras personas que se quejan de Assange ella también quisiera que el mismo fuera una mejor persona, pero las “mejores personas” con valores y rectas en su modus vivendi no tienen las pelótas para arriesgar el pellejo y hacer algo al respecto para nivelar la balanza, cosas que no he hecho y muy probablemente tampoco tu.

Publicado elpoliticasociedad

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anti-spam (comprueba que eres humano!) *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.