Ir al contenido

¿Por qué fracasa el socialismo?

Viendo mi google buzz me encontré a varios comapartiendo este post de Ya ni la chingan:

¿Por qué fracasa el socialismo?

Sobra decir que ni me considero socialista, no comunista ni “rojillo” como algunos les gusta estereotiparnos a los que pensamos “diferente” y que esta es mi opinión personal.

El post del sitio muestra una imágen de esas que rondan por Internet con moralejas y enseñanzas políticas para nuestros 5 minutos de reflexión social mientras le damos un sorbido a nuestro café del “estarbocs”. El razonamiento de la imágen, la cual invito a que vean, es que un maestro de una universidad de Texas tuvo un debate con sus alumnos sobre el hecho de que el socialismo no funciona cuando los alumnos le aseguraban que sí. Entonces, dándoles una enseñanza en carne propia les aplica varios exámenes, en el primero se promedio la calificación y todos sacaron “B” que en México sería como un 9. Para el segundo exámen, y debido a que quienes habían estudiado duro decidieron estudiar menos pues de cualquier modo no sacarían altas calificaciones pero los huevones aún menos, se promedió una “D” o 6.  Al final y tercer exámen todos reprobaron con una “F”.

La enseñanza que nos deja pues esto es que el socialismo es injusto.

Pero después pienso, ¿Es el sistema económico actual justo? Por supuesto que no! Pero quienes lo defienden me dirán que es mas justo que ser un país socialista o comunista. Aquí mi versión de la reflexión anterior:

Un maestro aplica un exámen. Algunos alumnos estudian bastante, otros no. Los que estudiaron bastante pasan el exámen. Otros tantos que lo pasaron copiaron el exámen. Otros más sobornan y pasan el exámen. Otros que son conocidos o hijos de políticos también lo pasan. Los demás, y que no han estudiado suficiente, lo reprueban.

Eso sucede en la vida real. Quien tiene el poder adquisitivo puede transformar las circunstancias. Quien tiene las influencias no necesita esforzarse y quien está dispuesto a hacer trampa por la vida también tiene las puertas abiertas al éxito. Es decir no es el sistema de quien trabaje mas duro o mejor sino de quien es menos pendejo y más abusivo.

En resúmen creo que los sistemas económicos actuales no son favorables. Punto. Que vivamos menos jodidos que Cuba o Corea del Norte es consuelo de tontos, y no hay que salir del continente o siquiera del país para darse cuenta de ello.

No estoy a favor de revoluciones sangrientas pero tampoco estoy en contra del cambio, un cambio social que permitiera mejores condiciones para todos donde efectivamente quien se esfuerce mas obtenga mejores beneficios y no en uno donde el que es mas corrupto o tiene mas conocidos es favorecido.

Y para quienes comentan que México es un país capitalista aquí la definición de libre mercado, parte fundamental de esta corriente económica, de wikipedia:

El mercado libre es el sistema en el que el precio de los bienesservicios es acordado por el consentimiento de los vendedores y/o empresarios, mediante las leyes de la oferta y la demanda, siendo luego bajados a los consumidores. El concepto se opone al de mercado regulado, donde el gobierno controla las fuentes de suministros, los precios o la producción. Si en lugar del gobierno son una, dos o varias empresas las que controlan alguna de estas tres cosas se hablará de monopolioduopoliooligopolio, respectivamente.

Entonces les informo mis queridos lectores, que de libre mercado en México tenemos muy poco.

Se que es muy difícil vivir en un estado perfecto o utópico pero simplemente me parece que la actitud de conformismo de “porque, es lo que hay” no es válida, no al menos para mi. Entonces si alguien gusta nutrirme con su opinión y decirme porque cree que el sistema actual es justo se lo agradecería.

Saludos.

Publicado elpoliticasociedad

6 Comentarios

  1. El socialismo basa su filosofía en la supuesta “justicia social”. Éste es un concepto imposible en sí, y por definición. Si algo emana o se aplica a una sociedad, ha de ser aplicado de un modo diferente a cada individuo, ya que éstos son… eso, individuos, nunca un todo, y por lo tanto tienen sus circunstancias y casos particulares, diferentes a las del vecino.

    Ésa es la gran mentira del marxismo, del socialismo y de todos los “ismos”.

  2. Bueno… Desde hace varias décadas nadie (prácticamente) aspira a un sistema 100% de un tipo o de otro. En los países más de orientación a mercado libre, el gobierno controla (o regula, o influye en) las áreas más vitales de la economía; en las economías más tendientes a la planeación central, hay espacio para la propiedad privada y el comercio a pequeña escala. Y no es una graduación monodimensional — Es dificil decir qué tan socialista es un país, no basta ver un sólo indicador. Por ejemplo, en México seguimos teniendo áreas fuertemente socialistas (p.ej. la producción y distribución de energía en sus diferentes modalidades), y también tenemos áreas donde hay verdaderamente una economía de mercado (p.ej. el sector en que nos desenvolvemos la mayor parte de los computólogos).

    Yo tengo una visión del mundo muy tendiente al socialismo. Y no me ofende que me digan rojillo (pues no es más que la verdad 😉 ). Pero todo tiene sus umbrales. ¿Es necesario que exista seguridad social universal? Claro que sí. ¿Es necesario que el Estado proporcion educación gratuita y de calidad? Claro que sí. ¿Es necesario aumentar los impuestos para lograrlo? Claro que sí. ¿Tendría que pagar yo más para que estos y otros puntos, con el nivel adecuado de calidad, lleguen a toda la población? Seguramente. ¿Se debe castigar con un mayor porcentaje a quien tiene más percepciones? Claro que sí. Muy probablemente yo como individuo vería mermada mi calidad de vida con una orientación más socialista del gobierno — Pero si el país completo la ve mejorada, mi calidad de vida (individual) también mejora, al no estar en un entorno tan apto para que sea normal “vivir al margen” del sistema.

  3. Exacto Gunnar, como bien comentas el punto aquí no es si el estado controla o no las cosas, mas bien que el estado se ocupe de velar por el bienestar de sus gobernados, sea un gobierno socialista como China, parlamentario y monárquico como Inglaterra o “Democratico” y capitalista como México.

    Aquí lo que yo veo es que lo “ideal”, y se que tal cosa no existe y es utópica, es que el gobierno te proporcione los medios para salir adelante estes en una situación benéfica o no, es decir, si usamos la analogía de que “Es que no es mi culpa que hayas nacido pobre” regresamos a los viejos tiempos donde los lacayos eran lacayos por que Dios así lo quiso y porque Dios mandó que un rey gobernara a los demás, naciste sin ser burgues, pues sorry te jodes. Así vivimos en la modernidad solo que ahora le ponen otros nombres.

    No me gusta apuntar a Estados Unidos pero es un buen ejemplo en este caso. Las escuelas públicas allá son bastante caras, no son gratis como aquí pero hay un nivel académico de mucha calidad así que vale la pena “endrogarse” y pagar el crédito después y eso no evita que existan escuelas privadas también y que quien las puede pagar las pague. La cosa es que si no tienes dinero para ir a una de esas escuelas privadas el gobierno puede subsidiar tu educación y prestarte capital, a manera de inversión, que después le tendrás que pagar al fin y al cabo.

    Salu2

  4. El ejemplo del artículo asume que en el sistema actual es igual que en la escuela, que te remuneración es proporcional al esfuerzo. Pero no es así, porque los recursos son limitados.

    Un ejemplo más certero, sería que hay un número determinado de puntos, 100 supongamos, y hay 20 alumnos, en el socialismo, a cada quien le tocaría un 5 y todos reprobados. Pero en el capitalismo, pues te puedes sacar 10… si alcanzas. Sólo 10 personas podrían tener el 10 y las demás tendrían un cero y además los de mayor calificación además, serían los encargados de repartir los siguientes 100 puntos y los demás tendrían que pepenar lo que que quede.

    Aquí el problema es que seguimos pensando en políticas públicas, que el bienester que si no sé que. Todo eso está muy bonito, pero es recaer en lo mismo, confiar en la bondad de la gente.

    Lo que se necesita es más ciencia, más tecnología. Que la gente encargada de los recursos no sean líderes carismáticos sino gente con capacidades técnicas, con entrenamiento sobre como resolveer problemas.

    Pero bueno, eso no va a suceder pronto.

    salu2

  5. Me haces recordar cuando estudiaba en la universidad. Los valores que me enseñaron en mi casa me impedían copiarme en un examen (desde siempre he sido así), y esto llevó a que en más de una oportunidad viera una materia un par de veces…y mis compañeros? Pasaban sin importar si aprendian, solo por ser menos “pendejos” se copiaban y aprobaban.

    Evidentemente el sistema no es perfecto, pero quienes juegan limpio definitivamente aprenden no solo conocimiento sino la importancia de los valores.

    Socialismo vs. Capitalismo? Probablemente ninguno de los dos sistemas sea el adecuado y hay que inventar algo intermedio que permita impulsar al individuo sin dejar de lado la parte social. Todos deberíamos buscar el bien común de nuestro país o pueblo, con recompensas acorde al esfuerzo de cada quien, pero con la obligación de ayudar al más necesitado y no solo económicamente sino incluso hasta moralmente.

  6. Si, es lo mismo que yo pienso Luis, debería haber algo intermedio que permita crear riqueza y remunerar a quien trabaja conforme su esfuerzo y conocimiento pero sin dejar a un lado la oportunidad de que nuevos individuos se integren a esa cadena productiva sea controlada o no por el gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anti-spam (comprueba que eres humano!) *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.